Impresiones de Manejo - RENAULT Fluence, elegancia silenciosa

Renault Fluence

Este automóvil es el actual tope de gama de Renault para nuestro mercado.

Construído sobre la plataforma del Samsung SM3, modelo coreano cuya marca pertenece al Grupo Renault, se comienza a fabricar en Turquía en el año 2009.

Por estos lares, pudimos conocerlo oficialmente durante el Salón de San Pablo del año anterior, donde fue descubierto por autoridades locales y francesas, llegadas especialmente para la ocasión.

La planta cordobesa de Santa Isabel, en Argentina, comenzó a prepararse hace ya un par de años. Con una inversión cercana a los 500 millones de dólares, Renault renovó sus instalaciones con nuevas tecnologías, máquinaria moderna y robots con el objetivo de dotar a esta factoría de la capacidad necesaria como para producir vehículos de la categoría del Fluence.

Se trata de un gran sedán que mide 4.618 mm de largo, 2.037 de ancho y 1.479 de altura. Su distancia entre ejes es de 2.702 mm, detalle éste que indudablemente redunda en un gran beneficio para el espacio interior.

Para quienes hemos sido seguidores de la marca a lo largo de la vida, es imposible no sentir cierta emoción ante la presencia del mítico rombo. Desde la popular "renoleta" R4 de los 60, pasando por la rectilínea R6, los R12 sedán y Break y llegando luego a los primeros utilitarios Trafic 1.4 con acento cordobés, Renault estuvo siempre presente en el desarrollo familiar. Cierto es que a nuestra tarea nos debemos y por ende procuraremos ser lo más objetivos posible.

Como decíamos, el Fluence es un sedán grande. Su presencia es impactante, no solamente por el gran tamaño, sino también por la suavidad y elegancia de sus líneas que se despegan notoriamente de cualquier otro modelo de la marca. Tenemos entonces que ya de pique hay una buena concordancia entre el concepto de fluidez que expresa su nombre con la sensación que realmente transmite su presencia.

Para lograrlo, los diseñadores de Renault han aplicado un predominio casi absoluto de líneas curvas con diferentes radios que se combinan armónicamente. Hay apenas un par de molduras laterales como para demostar que las rectas también existen. Una de ellas es la cintura alta, que vincula las luces delanteras y traseras, y otra la del borde inferior de las ventanas.

El toque musculoso está dado por la leve prominencia de los pasaruedas delanteros, y las molduras longitudinales del capó que determinan dos niveles diferentes. Y el aire deportivo, infaltable en los autos Renault, lo brindan las sólidas llantas de aleación de 5 rayos anchos.

Hay un buen espacio destinado a los grandes conjuntos ópticos que en ambos casos, adelante y atrás, tienen un diseño alargado y envolvente en este último. La cola es corta y elevada, con la tapa alta que esconde un baúl de grandes dimensiones. Tiene 550 lts. de capacidad.

Las puertas son de buen tamaño, con un amplio radio de apertura. Se sienten sólidas y consistentes al momento de cerrarlas. Por cierto que el ascenso y descenso es muy cómodo, maniobras estas que además se facilitan por la altura general del auto.

Ya estamos ubicados al volante. Se siente un ambiente agradable, con tapizados en cuero gris oscuro, el volante forrado, un panel muy simple con pocos elementos, y algunos apliques cromados en los instrumentos y puertas. Hay además otros detalles en metal opaco que también aportan lo suyo para lograr un habitáculo elegante y confortable, con parantes y techo de color claro.

La llave tarjeta que llevamos en el bolsillo permite que el auto detecte nuestra presencia y habilita la posibilidad de encender el motor mediante el botón start/stop, ubicado en el panel central. Hecho esto se abren eléctricamente los espejos externos y comienza a manifestarse el imperio de la suavidad que de aquí en mas viviremos durante el par de días que dispusimos del auto, gracias a la buena disposición de Santa Rosa Automotores, Representante Importador de Renault para Uruguay.

Y en verdad es así. Asientos mullidos muy cómodos, texturas suaves, elegancia y sobretodo mucho silencio, generan una gran sensación de confort y bienestar totalmente disfrutable. Sumado esto a la adecuada posición de manejo que se encuentra rápidamente a través de los ajustes del asiento y del volante, y una amplia visibilidad, tenemos entonces un conjunto de condiciones fundamentales para sentir que estamos frente a un buen auto.

Hay poco comandos para manipular. El panel central contiene el climatizador bizona y el sistema de sonido en su parte inferior. Por arriba, están las entradas de aire que generan una adecuada circulación, y el display principal con los datos de la radio, hora y temperatura. El resto de la información que brinda la computadora, se puede leer en el cuadro de instrumentos mediante una pequeña pantalla. Su configuración y el menú se accionan con un botón que está en la palanca del limpiaparabrisas. Un poco más abajo, se encuentran los controles para la configuración de la radio sin quitar las manos del volante.

El espacio es amplio en todos los asientos. El techo es un poco bajo en la parte de atrás, debido a la curvatura que desciende en ese punto. Pero puede ser molesto solamente para personas de gran estatura. De todos modos hay mucho lugar para las piernas, en un espacio bastante cómodo gracias al torpedo central suficientemente discreto. Quienes viajan en esas plazas disponen de salidas de aire del climatizador, que ayudan a generar un ambiente agradable también en esa parte del auto.

A pesar de su tamaño, es sumamente dócil. Es impactante el radio de giro que se puede lograr con la dirección asistida eléctricamente, bien liviana pero a la vez super precisa. También el freno es notablemente eficiente. Es de discos en las 4 ruedas, con los delanteros ventilados, y asistidos con ABS y EBD (distribuidor electrónico de la fuerza de frenado).

Un capítulo aparte merece la caja de cambios. No mencionamos aún que la unidad probada, y disfrutada, fue de la versión Privilege 2.0 BVA CVT. La transmisión entonces se realiza mediante la caja automática continuamente variable (CVT) fabricada por Nissan, empresa asociada a Renault.

Y es brillante. En un manejo "normal" el auto se comporta con una hidalguía notable, con salidas ágiles en los semáforos y sin sentir ningún tipo de sobresaltos ni escalonamientos. La aguja del cuentavueltas oscila en el entorno de los 2.000 giros. Por cierto que siempre mantiene lo que más arriba llamamos el imperio de la suavidad. Silencio, permanentemente mucho silencio.

Pero claro, en algún momento quisimos probar un manejo "anormal", y pisamos bruscamente el pedal de la derecha.

Y de nuevo, silencio. Mucho silencio. El motor de 2 litros apenas parece que intentara esbozar un ronquido que en verdad se parece más a un zumbido que al relincho de 143 HP queriendo hacer acto de presencia. Allí sí las revoluciones aumentan y aparece el espíritu deportivo, pues como se sabe, no sólo de comodidad y elegancia se hace un Renault. En este régimen y en determinado momento se puede percibir levemente un cambio de marchas, pero siempre muy suave y hasta diríamos con delicadeza.

Por otra parte, para una conducción más divertida se puede colocar la palanca en posición secuencial, logrando reacciones bastante más intensas.

Lógicamente también salimos a la carretera. Si dentro de la ciudad se disfruta con intensidad, en este otro ámbito el placer se multiplica. Y la sensación se mantiene: silencio, mucho silencio.

En velocidades altas se escucha un poco el zumbido del viento en los espejos, pero no alcanza para romper el placer que se vive dentro del habitáculo.

La suspensión del Fluence es firme. Para transitar sobre los muchos baches de algunas calles de nuestra ciudad, puede ser un poco incómoda, pero para la ruta es muy buena pues contribuye perfectamente a la sensación de firmeza y seguridad, aprovechando además el peso y y el buen porte del auto. Se prende bien al asfalto, con una dirección que se afirma conforme la velocidad aumenta.

En la noche la fiesta continúa, y para quienes la disfrutamos, el placer es todavía mayor. Es que tiene un sistema lumínico interior que demuestra un diseño elaborado y una preocupación en generar la mayor comodidad posible a los ocupantes del auto. Hay luces en el techo y luces en la parte baja de las puertas delanteras con temporizador, luces de lectura y luces en los espejos de cortesía. Además el sistema diseñado para los instrumentos es bien delicado, con agujas de color amarillo sobre un fondo de luz blanca, asegurando siempre la perfecta visibilidad.

El conjunto óptico principal brinda una iluminación potente, apoyada en los faros antiniebla que tiene en la parte baja del paragolpes. Vale decir, genera condiciones adecuadas de seguridad y confort a la hora de tener que encarar viajes nocturnos.

Como conclusión, el Renault Fluence es un sedán con estilo propio, dueño de una personalidad bien definida. Sin dudas que en su concepción hubo una clara disposición a generar un producto bello pero además con prestaciones de confort que resultan sumamente agradables para sus pasajeros, y por demás disfrutable a quien tiene el privilegio de manejarlo.

Cuenta con un largo listado de items de equipamiento entre los que podemos mencionar 6 airbags, conección para puerto USB, Bluetooth con mando detrás del volante, sistema Isofix de sujeción para asientos infantiles de seguridad, techo eléctrico de cristal, etc.

Y silencio. Mucho silencio...

RENAULT Fluence - Galería de Fotos

Renault Fluence - La Floresta, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Las Toscas, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Parque del Plata, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Las Toscas, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - La Floresta, Costa de Oro - Uruguay.
Renault Fluence Renault Fluence Renault Fluence Renault Fluence Renault Fluence
Renault Fluence - Las Toscas, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Villa Argentina, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - La Floresta, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Villa Argentina, Costa de Oro - Uruguay. Renault Fluence - Las Vegas, Costa de Oro - Uruguay.

Publicado: 21/05/11 - 16:30 hs. - Textos: Luis Piedra Cueva - Fotos: Luis Piedra Cueva.

Búsqueda de artículos anteriores por mes y tema

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Click para ingresar a la web de AutodataBanner Grande

Formulario de Contacto

AutoAnuario Noticias

Se requiere tener el reproductor de Flash activado para ver esta sección.

Obtener Adobe Flash Player